vitrina. f.

1. Vidriera – Escaparate.
Arg. …esquiva la mirada del otro clavándola en los frascos que hay más atrás, en la vitrina. Almeida, El colectivo 652/1064.
Chi. …me puse a andar lentamente, deteniéndome frente a las vitrinas de las tiendas que permanecían abiertas… Díaz E., La muerte 2853/4494.
Col. …observa las vitrinas de los almacenes de ropa masculina… Mendoza, Satanás 236.
Cub. Prendió la luz interior del Buick y partió sin apagarla, visiblemente solo en la fugaz vitrina. Montero, Son 227.
Ecu. ...todos los televisores que se exhibían en la vitrina permanecían encendidos durante la noche... Alemán G., Poso 15/2442.
EEUU. Esas películas no sólo sirvieron de vitrina para exhibir la belleza… Arias-P., Cine.
ES. …hay un grupo de cabrones, con pañuelos en el rostro, quebrando a pedradas las vitrinas de los almacenes. Castellanos M., La sirvienta 350/3041.
Gua. Alguien observa un partido de fútbol a través de una vitrina. Payeras, Imágenes 551/832.
Méx. …veía los focos de colores de las ostionerías […], los escaparates con licuadoras y tostadores, las vitrinas de las tiendas de abarrotes… Fuentes V., Calzada 2873/3155.
PR. …mirarían las vitrinas, caminarían por la ciudad. Santos-Febres, Nuestra 154.
RD. Esas imágenes mías que se untan fugaces en las vitrinas de las tiendas tienen ahora mismo más consistencia que yo… Valdez, Palomos 33.
Ven. Nerio se detuvo, observando el televisor resplandeciente a través de una vitrina… Ulive-S., Yo maté 965/5838.
2. Mampara de vidrio. (Separando un área en un local).
PR. Detrás de la vitrina, había dos farmacéuticas de blanco… Cabiya, Trance 92.
3. Expositor acristalado.
Col. Mis virtuosas manos de concertista no pudieron tenerme agarrado a la vitrina de los cruasanes... Ungar, Tres 183/3871.
Esp. Aquello era un museo. Cuernos por las paredes, una vitrina con escopetas y pistolas. Rosa I., Buscando XI.
Hon. ...en la pared opuesta, a la par de la vitrina con porcelanas, se encontraba un lienzo ovalado... Bondy, La mitad 863/9304.
Méx. “¿Quieren ver cómo le hablo a mi banda y ahorita valiendo verga llegan y los rafaguean?”, gritó la joven desquiciada mientras golpeaba la vitrina del mostrador. Rosas A., Pandemia 161.